Instituto de Constelaciones Familiares / Brigitte Champetier de Ribes

Recoger las joyas del pasado

Para reforzar un objetivo, una creencia, para vencer dudas sobre la propia capacidad.

  1. Definir la línea del tiempo:  dibujar una línea en el suelo, señalando donde estarán el pasado (1)  y el presente (2), poniendo un papel (3) en el suelo para el momento en que haya conseguido el objetivo y otro papel (4) para un momento posterior en el que ya podrá vivir el efecto del objetivo conseguido.

  2. Definir el objetivo, desde el presente, lugar (2). Describirlo con todo detalle, verlo, sentirlo. Aclarar las creencias que lo sustentan.

  3. Vivir el objetivo conseguido, en el lugar (3) viendo, escuchando, haciendo y sintiendo mentalmente la realización del  objetivo.

  4. Vivir las consecuencias del objetivo conseguido, en el lugar (4), vives los resultados de haber conseguido este objetivo.

  5. ¿Cuáles son les recursos que faltan para que el objetivo se pueda conseguir más plenamente?
    Fuera de la línea del tiempo, mira el punto 3; pensando en qué aspectos tuyos necesitan ser reforzados, en cuanto a la consecución de este objetivo: tus actitudes, tus capacidades, tus creencias, tus valores, tu identidad o cómo te defines a ti misma, tu sentido de la vida.

  6. Buscar experiencias de referencia en el pasado, como mínimo tres. Buscas tres momentos del pasado en qué te sentiste al máximo de tus capacidades. Das un nombre a cada experiencia pasada, y pones un papel para cada una en la línea del tiempo entre tu presente y tu pasado.

  7. Revives cada experiencia de referencia. Ponte en la experiencia más reciente, cierras los ojos y la revives plenamente, viendo, escuchando, haciendo y sintiéndolo todo mentalmente. Haces lo mismo con las anteriores.
    Cuando llegas a la última, vas a revivir de nuevo cada experiencia, yendo esta vez hacia el futuro, e integrando las joyas de cada experiencia dentro de tu cuerpo siempre con el mismo gesto: recoges estas joyas del suelo y las integras en tu corazón, repitiéndote: gracias a mi mismo por estas capacidades, por estos valores, por ser así, y por la misión que me he dado .

  8. En el presente (2) observar el objetivo y  vivir el cambio que se ha efectuado en cuanto a tus actitudes, tus capacidades, tus creencias, tus valores, tu identidad o cómo te defines a ti misma, tu sentido de la vida.
    Andas ahora  por el futuro, entras en (3) y luego en (4) dándote el tiempo de vivir y sentir el cambio.