Instituto de Constelaciones Familiares / Brigitte Champetier de Ribes

Constelación por la paz social en Argentina

por Ines Rummel

Hoy 26 de Agosto 2020 realizamos en el Espacio de Salud Pacha Huasi, en Cosquin Argentina una constelación cuántica por la paz en la sociedad en Argentina. Transcribo los hechos de la constelación, sin interpretaciones ni conclusiones para que cada constelador/a pueda obtener si propia comprensión.

Ante el crecimiento de ira en la sociedad, visibles en las manifestaciones 17A contra el gobierno con expresiones de odio; así como los incendios en la Provincia de Córdoba (magnitud del daño: 20mil a 30mil hectáreas!!) que probablemente expresan esta ira y energía asesina, invité a realizar una constelación, para poder ver más allá de lo aparente e impulsar un movimiento profundo de conciliación.

Participaron 7 representantes: la VIDA, el AMOR, VICTIMAS, PERPETRADORES, GOBIERNO, SOCIEDAD, y SARS-COV2 (Virus que produce la enfermedad COVID19)

EL FINAL:

La constelación terminó en el siguiente escenario: la VIDA, que nunca se había movido de su lugar, unido al lado del GOBIERNO, AMOR y la SOCIEDAD. La VIDA igual como los demás sintieron alegría y soltaron una risa.

Por otro lado, en el salón, las VICTIMAS en el piso entre muertos, junto a los PERPETRADORES, en una conciliación en proceso, ya que los PERPETRADORES aún no estaban en paz. Se sintió una paz del momento, un paz no concluida.

El SARS-COV2 que todo el tiempo observó los movimientos de los representantes y esperaba que la VIDA le siguiera, decidió en algún momento irse. Se fue hacia el extremo del salón que marca la vida, miró por la ventana, y sintió hacer su camino sólo, sin todos los representantes, y sabiendo que algún nuevo camino se abrirá para él. Intentando nuevamente contactar con la VIDA por una mirada, invitándola a caminar con él, procedió caminar solo “me voy. No comprendo que tanto se complican todos acá. Sigo mi camino”.

PROCESO:

Inició la constelación con movimientos de cada representante por sí solo. Al inicio nadie miró la VIDA, excepto el SARS-COV2. Este sintió que pertenecía a la VIDA, pero la VIDA no le dio tanta importancia como esperado.

La VIDA estuvo todo el tiempo en el mismo lugar. Solo su mirada se dirigía hacia la ventana que marca la vida, pero no se movió hacia ahí. Sintió que “la cosa estaba enroscada”, y necesitaba soltar al final la risa para poder soltar y comprender la “sencillez”. Percibió al SARS-COV2 indefenso ante la magnitud que se vive actualmente. En especial sintió acercamiento con la SOCIEDAD; del AMOR percibió miedo y con el GOBIERNO sintió presión.

El SARS-Cov2 se sintió como alguien pequeño, un ser joven. Caminaba todo el tiempo alrededor de los representantes, conectando despacio con uno y con el otro; vio a todos con amor. Al no poder conectar con la VIDA, buscó contacto con los PERPETRADORES. Quien realmente lo tomó en cuenta fueron las VICTIMAS, que le dieron la mano. Vio a las VICTIMAS con compasión. Siguió circulando hacia la SOCIEDAD, la encontró de la mano con los PERPETRADORES (como una pareja de Hombre y Mujer). El GOBIERNO protegió a esta “pareja” del SARS-COV2, pero la SOCIEDAD salió de esta barrera de protección y le dio una sonrisa y caricia al virus invitándolo a jugar.

La SOCIEDAD experimentó dos momentos del proceso. Antes de encontrarse con el GOBIERNO, y después. Al acercarse el GOBIERNO a la SOCIEDAD, ésta empezó a sentirse niño! Anteriormente y al inicio, la SOCIEDAD sintió asco y ganas de vomitar (abusos!) pero no registró a nadie. Se agregó la sensación de pesadumbre y “no puedo”. Al irse al piso como muerto (posición feto!), un rayo de sol lo despertó y lo levantó. La SOCIEDAD nunca pudo ver las VICTIMAS. Con los PERPETRADORES sintió empatía. Al virus lo vio como una “mascota simpática”. A la VIDA la pudo ver son respeto.

El AMOR sintió en todo el proceso mucha conexión con los muertos, que aparecieron en cantidades (representados por almohadones), se sintió abrumada y sorprendida de tanto dolor/muerte. Buscó la conexión con el GOBIERNO y miraba a las VICTIMAS con mucha contemplación “estoy con vos”. Buscaba la VIDA pero ésta le dio angustia y el AMOR empezó a llorar. Recién el final entre VIDA, SOCIEDAD y GOBIERNO le produjo paz y risa, aunque aún en búsqueda de más equilibrio.

Las VICTIMAS experimentaron la sensación de querer ser visto y reconocido, hasta la final de la constelación. Solo recibieron este amor y reconocimiento del SARS-COV2. Se quedó entre los muertos, donde se sintió parte y adonde llegaron después los PERPETRADORES. VICTIMAS tuvieron miedo a los PERPETRADORES, pero poco a poco se unieron acostados entre los muertos.

Los PERPETRADORES dicen, que este abrazo se dio con la sensación de una paz momentánea pero no concluida, como abrazar “un volcán que ahora está tranquilo”. Una quietud por ahora, pero “hay algo más”. En todo el proceso los PERPETRADORES se sintieron violentos con rigidez en el cuerpo.

Entregamos este movimiento a las Fuerza de Amor y al gran Espíritu!!

Gracias Gracias Gracias