Instituto de Constelaciones Familiares / Brigitte Champetier de Ribes

Integrar un duelo

Para ayudar a alguien a hacer un duelo, o para uno mismo.
Este ejercicio, o partes de él, se puede repetir las veces que sean necesarias.

FASE 1: EXPERIMENTAR LA PRESENCIA

1. EXPERIMENTAR LA AUSENCIA, EL VACÍO

Ayudar a la persona a pensar en la persona o vivencia desaparecida y hacerse una imagen muy concreta de ello. Esa imagen debe ser de algo que quisiera conservar y no una escena de dolor, ruptura o ausencia.

Precisar bien las submodalidades mientras se crea la imagen.

Aclarar lo que la persona ha perdido con esa persona o situación:

¿Qué cualidades tenía?
¿ Qué valores y cosas importantes te aportaba esa relación?
¿Qué “regalos” materiales, psicológicos, físicos recibías de esa persona?
¿Qué regalos le dabas tú?
¿Qué cosas especiales tenía tu vida gracias a esa relación? Etc.

2. EXPERIMENTAR LA PRESENCIA

Pídele a la persona que piense en alguien, o en una experiencia, que ya no está pero que recuerda con alegría (una abuela, una mascota, etc.), como una riqueza, un recurso, alguien físicamente ausente cuyo recuerdo o presencia mental es agradable y vivida como una ayuda.

Precisar las submodalidades del recuerdo de este ausente.

3. VERIFICACIÓN ECOLÓGICA

Es importante preguntar: ¿Puede haber un inconveniente en cambiar la experiencia de dolor por una experiencia de presencia positiva? En efecto, si se trata de una muerte, la persona puede sentirse culpable de traición o infidelidad, o si se trata de una ruptura pude tener miedo de sufrir más si se acuerda de modo positivo del que ha perdido.

Si encontramos este obstáculo, se puede decir a la persona: Si tú te murieras, te gustaría más que tus allegados se quedasen tristes el resto de su vida, o que se acordasen de ti con alegría y amor pensando en todo lo que les has aportado?

En caso de una separación: ¿Prefieres conservar tu pena y tu frustración o quieres llegar a pensar en esta persona de un modo desapasionado y positivo conservando todas la riquezas que vuestra experiencia común te ha aportado?

4. COMPARAR LAS REPRESENTACIONES

Comparar las submodalidades de la imagen de la ausencia (punto 1) y la imagen de la experiencia de plenitud (punto 2).Identificar las diferencias.

5. CAMBIAR LAS SUBMODALIDADES

Instalar las submodalidades de plenitud en la imagen de ausencia: poner los mismos colores, sonidos y sensaciones.El contenido de la imagen suele seguir siendo el mismo.

6. VERIFICACIÓN

Invitar a la persona a que vuelva a pensar en la persona que ha perdido y preguntarle lo que siente. Si el dolor no ha desaparecido es que las submodalidades no han sido bien modificadas, rehacer entonces el punto 4 y 5.

FASE 2: PREPARAR EL FUTURO

1. IDENTIFICAR LOS VALORES Identificar las cualidades de esa persona que ya no está o de la que se está separando, las cualidades que daban todo el valor a esa relación, las que hacían de esa relación algo precioso y único.

Apuntar los valores y criterios importantes de la persona.

2. PROYECTAR EN EL FUTURO

Ayudar a la persona a que imagine en el futuro situaciones en que esos mismos valores y criterios estén satisfechos.

3. VERIFICACIÓN ECOLÓGICA

Preguntarle si tiene objeciones para construir estas experiencias en su futuro. A veces será útil, cómo en la fase anterior, darse permiso o cambiar creencias que puedan frenar la capacidad de proyección en el futuro.

4. CONSTRUIR REPRESENTACIONES FACILITADORAS.

Imaginar la línea del futuro que parte del presente, de delante de la persona.

Cuando visualice su futuro en esta línea, la persona va a colocar las situaciones de substitución (imaginadas en el punto 2) en distintos momentos de su vida empezando por hoy. Puede proponer la metáfora de un gran juego de naipes, con centenares de figuras representando experiencias positivas: a la vez que guarda algunas cartas para el presente, la persona puede tirar las otras cartas a lo largo de toda la línea del futuro. Se le invita a precisar la localización de las cartas más importantes.


(1) Recapitulación del trabajo Josiane DE SAINT PAUL y Sylvie TENENBAUM en L´Esprit de la Magie..

Por submodalidades entendemos lo que se ve o imagina, los colores, todas las características de la imagen (clara, oscura, en movimiento, fija, grande, pequeña, cercana, lejana…), lo que se dice u oye en su cabeza (palabras, sonidos, de qué tipo), lo que siente en su cuerpo.