Bert Hellinger / Los textos citados son las transcripciones autorizadas por el mismo Bert Hellinger de sus entrenamientos y conferencias. Algunos son extractos de sus libros.

Frente a una situación difícil

1. Sentir la situación difícil

Imagino la situación difícil delante de mí. Me coloco en ella.
Si es preciso, descompongo esta situación en varios elementos y me coloco en cada uno de estos elementos.
Represento a cada uno de ellos, para percibir su movimiento, hacia donde mira, la carga que tiene. Averiguo, sin interpretar, si la sensación es de fuerza, de poder, de víctima, de sufrimiento, etc.
Sin interpretar, pues no tengo permiso para ello. Solamente se trata de constatar la realidad como es.
Vuelvo ajuntar todos los elementos en una sola realidad y me coloco en ella, para percibirla también.

2. Reconociendo la realidad como es

Ahora vuelvo a mi lugar, frente a la situación difícil.
Soy yo, en mi adulto. Adulto y yo cuántico es lo mismo…
Reconozco la realidad de esa situación difícil. Me inclino ante todo lo que he observado, me inclino ante lo que la mueve, ante su destino, ante sus fidelidades y su rol al servicio de la vida.
Reconozco la mano de algo más grande.
Reconozco la presencia de una nueva polaridad al servicio del  surgimiento de algo nuevo si acepto rendirme a la realidad como es.

3. Agradeciendo la situación difícil

Agradezco a esta situación todo lo que aportó en el pasado. Agradezco su entrega a su destino y su parte al servicio de algo mayor.
Honro el hecho de que ella como yo estamos, cada uno de una manera, al servicio.
Le agradezco ser como es y me permito ser como soy. Todos juntos, estamos cooperando. Todos somos necesarios.

4. Sigo mi camino

Me alejo de la situación difícil, para dejarla con lo que la guía, y yo vuelvo a lo que me guía.
Avanzo hacia la vida, en la acción, la responsabilidad y la rendición ante la realidad que ahora para mí se ha ampliado.