Brigitte Champetier de Ribes / Desenredar un conflicto

Desenredar un conflicto (proyección o doble transferencia)

Para un conflicto con persona(s) que no son de la familia.
Por ejemplo: acoso, mobbing, rechazo, antipatía, desprecio, etc.

1.- Radiografía de la situación actual

Pones un papel para ti (A) y un papel, enfrente, a unos dos metros, para la persona o el grupo con quién tienes el conflicto (B).

Te pones encima de cada papel, el tiempo suficiente para ver cómo se siente tu cuerpo y qué actitud o movimiento toma.

Ahora pones otro papel detrás de cada uno (C y D). No sabemos de quien o quienes se trata.

Te colocas de nuevo en ti misma, y te vas a dar cuenta que no miras a la persona con la que tienes el conflicto, sino que miras detrás, a ese nuevo papel (C), o a ese nuevo individuo, representado por el papel que has colocado detrás.

Después, te colocas encima de (B) y también te das cuenta que (B) no te mira sino que mira a la persona que está detrás de ti, está mirando a (D).

Esto es la razón del conflicto, cada uno de vosotros está desordenado y no puede percibir la realidad. Cuando estás enfrente de (B), crees verle, pero a quien realmente ves es a (C). Y lo mismo pasa con (B).

2.- Constelando la proyección o transferencia.

Ahora sólo se van a quedar (A) y (C). O sea tú y esa persona a la que tu inconsciente ve.

Haces ahora de ti misma, sabiendo que (C) está enfrente de ti. Estás ahí un tiempo, dejándote llevar muy despacio, muy centrada. Quizás no pase nada, o bien estás mirando al suelo, o a la distancia. Ahí dónde miras, sabes que hay un ancestro.

Luego te pones en (C) y lo mismo, esperas, te dejas mover muy despacio. Lo mismo, ahí donde mires hay alguien.

Ahora te vas poner en los distintos ancestros o muertos que han salido, para que a través de ti se puedan mover o mirar a alguien.

Representas así a las distintas personas que hayan salido. Vuelves a algunas de ellas si lo sientes, hasta que notes que empiezan a sentir paz.

A veces notas que un muerto o un ancestro se agarra a ti y no quiere soltarte, para él harás después el ejercicio de “Ayudar a un muerto a terminar de morir

Cuando te parezca vuelves a representarte a ti misma. Ahora honras a cada uno, o honras a toda la situación, con amor y agradecimiento, haya pasado lo que haya pasado. Hasta que sientas que todo está en paz.

Entonces te levantas y te giras hacia la vida y avanzas hacia ella.

3.- Sanación por resonancia con tu constelación

Te vuelves a poner como al principio: tú enfrente de (B).

Te pones en ti y observas como te sientes y cómo miras a (B).

Te pones en (B) y sientes el cambio que hay hacia ti, ves que ahora te mira a ti. (B) también se ha sanado, por resonancia.

Vuelves a ponerte en ti, y das las gracias o sientes que abrazas a (B).