Instituto de Constelaciones Familiares

Secretaría del Instituto

info@insconsfa.com
914 252 329 / 615 322 920 de lunes a viernes, de 9h30 a 17h.

 

Rotator Placeholder Image
 

 

Un taller de Constelaciones Familiares es un taller de descubrimiento y liberación, que permite entender y liberar los patrones de la vida que nos hacen sufrir, descubrir y liberar lo que limita nuestra realización.

Constelaciones en México, Raíces y tendencias – Ingala Robl

 

Estimados amigos en todo Latinoamérica,

Las constelaciones familiares fueron creadas hace aprox. 25 años, principalmente por Bert Hellinger en Alemania, y lo honramos desde esa labor al servicio de la vida, en unir lo separado y llevar a la reconciliación y a la paz - tanto en el ser humano como en nuestros países. Los efectos de ese trabajo los he vivido en mi propio sistema familiar y en el área laboral, por lo cual siento una enorme gratitud hacia Bert Hellinger.

En 1994, conocí las constelaciones familiares y las introduje junto con Lorenz Wiest aquí en México. De la primera generación del entrenamiento con él, apoyados por Ilse Kretzschmar, surgieron los primeros centros ofreciendo talleres y entrenamientos bajo la dirección de Patricia Aguirre, Mayé Arredondo, Raquel Schlosser, y otros.

A partir de 1995, llevé las constelaciones familiares a Colombia, donde principalmente la Dra. Marianela Vallejo en Bogotá y posteriormente Olga Elena Betancourt en Medellín, se convirtieron en las organizadoras de mis primeros talleres en sus respectivas ciudades, y posteriormente de los primeros entrenamientos para profesionales de la salud. En 1995, Marianela Vallejo y yo participamos en un congreso de terapia familia en Buenos Aires con un trabajo sobre las constelaciones familiares y el psicoanálisis.

En mayo 1998, Centro de Constelaciones Familiares SOWELU, A.C., se constituyó legalmente, y durante algunos años, Lorenz Wiest, ese gran maestro, colaboró con nosotros. Siempre sentiré una gratitud profunda por sus enseñanzas en nuestros entrenamientos.

En el año 2000 tuvimos la gran alegría de invitar a Bert Hellinger por primera vez a México y a nuestro continente latinoamericano, evento que se repitió con un éxito aún mayor en 2001. Fueron dos magnos eventos que  tuvieron un gran impacto en la vida de todos y en la sociedad. Junto con la primera generación de egresados, fundamos la Asociación Mexicana de Terapeutas en Constelaciones Familiares, y en 2004 celebramos el 10º Aniversario de las constelaciones familiares en México, junto con Bert Hellinger.

Posteriormente, seguimos participando en la organización de diversos eventos de Bert Hellinger junto con Raquel Schlosser y los señores Malpica del Cudec, las dos otras principales escuelas en México. Hasta la actualidad, Bert Hellinger ha llegado con regularidad a México para seguir dando sus talleres y sus Cursos Intensivos, últimamente también con su esposa Marie Sophie.

Hace aproximadamente 10 años, fue el Dr. Gunthard Weber, en Alemania, quien empezó a aplicar las constelaciones sistémicas familiares como una herramienta potente en el trabajo con empresas, instituciones y organizaciones, con el nombre de configuraciones sistémicas organizacionales o empresariales. Nosotros aprendimos también de él, así como de Mathias Varga von Kibéd e Insa Sparrer, dos profesionales de las constelaciones con inmensa creatividad.

Empezamos a utilizar las configuraciones sistémicas organizacionales en las empresas y organizaciones al reconocer el gran potencial de esa metodología, seguido por la creación, hace algunos años, de  nuestro entrenamiento en configuraciones organizacionales, ahora en la IVª generación. Hemos podido observar que a través de las configuraciones sistémicas organizacionales, se ofrecen diagnósticos y soluciones creativas e innovadores a las empresas, y por eso creamos una empresa dedicada a la consultoría empresarial y organizacional (Inteligencia Sistémica Sowelu).

Podemos afirmar que a partir del 1994, las constelaciones familiares tuvieron su entrada triunfal en México y cada vez hay un mayor número de consteladores y de centros donde se ofrecen talleres y cursos. Existe un gran interés en esta metodología y constantemente se ofrecen talleres y cursos en toda la República Mexicana. Al curso internacional intensivo de Bert Hellinger, organizado por el Cudec, asiste un gran número de participantes.

Las constelaciones familiares, la labor de Bert Hellinger, y los incontables consteladores y centros de constelaciones, están cambiando México. Los consteladores están entrando en las diversas capas y áreas de la sociedad, y últimamente también en el ámbito de las universidades, de las empresas y del gobierno.

 

Acerca de mi persona

Vengo de una historia de guerra, matanzas y violencia con aproximadamente 90 millones de muertos, entre civiles y soldados en toda Europa. Esto me llevó, quizás, a especializarme como socióloga, en cuestiones de México y Latinoamérica y las problemáticas sociales de estos países. México, también, es un país con una historia y cultura violenta y está viviendo sus consecuencias en todos los ámbitos de la vida familiar, profesional y social.

Bert Hellinger ha dicho que todo evento traumático en la vida de una familia, de una comunidad y una nación, se queda en su espacio morfogenético hasta que no haya sido mirado y – quizás “acomodado” en el alma de estas personas de una manera diferente. Para lograr cerrar ese ciclo, necesitamos mirar con consciencia (tal como lo enseñaba también don Juan en los libros de Carlos Castaneda), reconocer, agradecer y honrar esos eventos y a esas personas para que la vida pueda seguir en esta reconciliación y para poder llegar a la paz.

En la vida hay eventos catastróficos de tipo natural (sismos, huracanes, inundaciones, etc.) y de tipo social (guerras, revoluciones, crimen organizado, narcotráfico, etc.) que cambian el curso de la vida de los seres humanos (Introducción al Pensamiento Complejo, Edgar Morin, Gedisa, 1994), y sabemos de las constelaciones familiares que si estos eventos no lograron ser procesados e integrados por la familia, surgen síntomas de índole fisiológicos: enfermedades, psicosis, suicidios, o de conductas sociopátas, como violencia, adicciones, asesinatos.

 

Constelaciones como entrenamiento académico

A través de mi trabajo y nuestros diversos entrenamientos, quiero ofrecer una aportación a las constelaciones familiares para que se las considere una ciencia, con bases  académicas. Hemos observado que son, bien hechas, una importante herramienta más en el proceso de toma de consciencia, de la construcción de la realidad de cada uno de nosotros y/o la transformación del ser humano y de nuestra sociedad y nuestro planeta para vivir con plenitud, libres de cargar destinos ajenos, y en unión, reconciliación y paz con los demás seres vivos de nuestra familia, en el trabajo, en nuestra comunidad, país y nuestro planeta.

Están integrados en mi trabajo,  mis estudios como socióloga, mi formación como terapeuta en la Core Energética de John Pierrakos, mis entrenamientos como psicoterapeuta humanista y transpersonal con Claudio Naranjo, Alejandro Jodorowski, y otros, la maestría como terapeuta sistémica de familias y de parejas, y mi propia búsqueda espiritual. Al entrelazar lo sistémico con las constelaciones familiares, considero que se les da más solidez teórica y dejan de ser parte de la metafísica o espacios esotéricos, como a veces se les quiere ver.

Para lograrlo nos basamos en dos fundamentos teórico-prácticos esenciales: las constelaciones familiares sistémicas con las configuraciones organizacionales, así como las aportaciones del biólogo y filósofo chileno, Dr. Humberto Maturana (Del ser al hacer, J.C. Saéz editores, Santiago, 2004) en torno a los sistemas, el amor con nuestra biología, el respeto al otro y, especialmente, la ética.

Básicamente, Bert Hellinger enseña sobre el amor, amor que aprendemos en la familia. También enseña que estamos al servicio de la vida como seres humanos y sociales. Y como nuestra vida empieza en la familia, es ahí donde recibimos nuestra educación básica y los valores, no solamente de nuestros padres sino también de nuestros ancestros y de otros ámbitos sociales.

 

Biología y Educación

Sabemos que los niños, las niñas y los jóvenes copian, nos copian a nosotros, sus padres y adultos: desde las lealtades invisibles y porque quieren ser como nosotros.

En el área de la educación, de nuestra educación en la familia y en la escuela, ha habido cambios de paradigmas (esto se reconoce por las crisis que estamos viviendo actualmente), y nos preguntamos a veces si la actual educación les servirá a los jóvenes. Antes, la educación era el “deber ser” y ahora sería más bien un acompañar y un guiar, tal como también lo enseña Marianne Franke.

Las enseñanzas de Humberto Maturana tienen una visión parecida de la vida cuando nos invita a la reflexión y a conversar sobre el amar y el hecho de que somos animales amorosos por biología. Esto implica el respeto por el otro como legítimo otro, en una ética del vivir y con-vivir donde me importa lo que le pasa al otro. Significa sentir respeto a todo ser vivo para vivir y con-vivir en un presente vivible para nosotros, dejándoles un futuro, o sea su propio presente, a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. Por eso, nos preguntamos: ¿Qué queremos conservar en estos tiempos de cambio?

En mi opinión, las constelaciones van más allá de la biología: incluyen los rasgos perturbadores de nuestro medio, nuestra historia familiar y la historia que vivió nuestro país en un momento determinado. Ofrecen un nuevo pensar  al retomar los valores de nuestras familias y de nuestros antepasados: construir una sociedad, un país, un mundo, donde nos importa lo que le pasa al otro y donde el devenir es hacia un mundo con un vivir y con-vivir con respeto hacia los demás como legítimos otros.

Las constelaciones son una excelente herramienta para el diagnóstico y la prevención de situaciones y eventos  personales, familiares, empresariales y sociales. Coadyuvan a ofrecer soluciones innovadoras a los problemas relacionados con la pobreza, las enfermedades, las problemáticas escolares, la violencia, las adicciones, el crimen organizado, y las grandes pérdidas. Sirven para fortalecer las raíces ancestrales de los seres humanos para vivir con dignidad, con trabajo y en abundancia.

Nota biográfica

Ingala Robl, directora del Centro de Constelaciones Familiares Sowelu A.C., México.
Somos un equipo de 18 colaboradores administrativos y aprox. 40 maestros, entre titulares y asistentes, al servicio de una comunidad creciente de alumnos del entrenamiento para consteladores familiares, tanto en la Ciudad de México como en el interior del país y en Colombia.

Empezamos como un centro terapéutico, y ahora también somos escuela y centro universitario a través del recién creado Instituto de Estudios Superiores Sowelu S.C. gracias a la autorización con grado de “maestría” de la Secretaría de Educación Pública en México (SEP) de nuestro entrenamiento de dos años para consteladores familiares.

Además de la especialidad en configuraciones organizacionales, ofrecemos especialidades en constelaciones en la consulta individual con muñecos, para parejas, para padres de familia y escuelas, en síntomas y salud, en el trabajo con trauma y lo psico-corporal. Semanalmente, un gran número de personas asiste a nuestra clínica social para la población  menos favorecida, y nuestra fundación participa en proyectos sociales de diversa índole. 

Artículo para el boletín latinoamericano 
Mayo 2011